6 Claves para disfrutar del sexo anal sin riesgos

sexo anal

El sexo anal puede ser muy placentero… pero también peligroso si no se tienen las precauciones necesarias.

El ano contiene una gran cantidad de terminaciones nerviosas, lo que significa que es una zona erógena muy potente y nada tiene que envidiar a los genitales. Por otro lado, esta misma sensibilidad convierte al ano en una zona susceptible de contraer infecciones o daños en su anatomía si no se toman las precauciones necesarias en la penetración anal.

La estimulación anal

La penetración anal, ya sea con juguetes eróticos o con el pene, ha sido tema tabú hasta hace pocos años e incluso prohibido en algunas zonas. Pero poco a poco las prácticas sexuales se van normalizando en la sociedad, y hoy en día ya no es tabú compartir que se practica el sexo anal.La estimulación anal es muy placentera, tanto para hombres como mujeres. Y es que los hombres tienen el denominado punto P -prostático- a 3 cm de la entrada del ano. Por lo que, independiente de la orientación sexual, esta práctica es muy placentera para todos.

Sexo anal con seguridad

Ahora ya sabes las posibilidades de placer que te ofrece el ano, pero…¿Y los riesgos? El ano, al igual que la boca o los genitales, tiene mucosas absorbentes muy sensibles a las infecciones. Además, al ser una zona de evacuación fecal, las posibilidades de infección se multiplican.

Por otro lado, las características anatómicas del ano puedes propiciar desgarros y heridas si no se lleva a cabo una penetración anal con seguridad.

Algunos de los riesgos:

  • Riesgos de contagio de Enfermedades de transmisión sexual: VIH, gonorrea, sífilis, herpes genial, hepatitis o virus del papiloma, son algunas de las enfermedades que se pueden contraer.
  • Desgarros y hemorragias
  • Infecciones

Por ello, para que puedas disfrutar de un sexo anal sin riesgos, te damos algunas claves para que te inicies de forma segura en esta práctica tan placentera.

1.Usar SIEMPRE preservativo: este punto no admite discusión, da igual que conozcas a la persona, que sea pareja estable, que no exista riesgo de embarazo…etc. Como ya te hemos explicado, las características del ano lo convierten en un foco de infecciones. Así que no hay excusas, y en Lovers Paradise queremos que disfrutes del sexo sin riesgos!

2.Higiene del ano: Puedes lavar la zona con jabones sin perfume. Existen otros métodos de higiene más profunda como duchas anales o enemas. Aunque se lleve a cabo una correcta limpieza, es necesario usar el preservativo, ya que siempre quedan restos fecales.

3.Cambiar SIEMPRE el preservativo si después de la penetración anal se practica sexo genital u oral. Esto es imprescindible por razones evidentes.

4. Lubricación: Para evitar molestias, heridas o desgarros, es  necesario lubricar siempre el ano y utilizar un lubricante compatible con el material del condón. La mejor opción es optar por un lubricante de base acuosa ya que es lo más parecido a nuestros fluidos. La saliva no es recomendable para lubricar ya que se evapora fácilmente.

5. NUNCA utilizar sustancias anestesiantes ni lubricantes con benzocaínas: esto es especialmente peligroso ya que la persona no sabrá si le está produciendo daños. Además, la otra persona no sentirá el placer.

6. Dilatación: Aprender a practicar sexo anal requiere tiempo y paciencia. El ano no se dilata como la vagina, por lo que es necesario penetrar de manera gradual. Puedes contar con la ayuda de juguetes sexuales que dilatan el ano poco a poco. En este sentido, es importante aclarar que es necesario utilizar un juguete sexual específico para el ano y que tenga una base mayor que el tamaño del juguete. ¿Los motivos? El ano no tiene tope como la vagina y tiende a absorber todo, por lo que los juguetes si no tienen tope, son absorbidos por el recto y esto puede acabar en un disgusto.

Como verás, el sexo anal puede ser muy divertido…si se toman las precauciones necesarias. Al principio, practicar la penetración anal puede parecer difícil, sin embargo, con precauciones, paciencia y saliva como dice el refrán: ”El elefante…” Y el resto del refrán ya lo sabes 🙂

¿Tomas estas precauciones en el sexo anal?,¿Hay alguna que no sabías?

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *