El culto a la fertilidad del pene en diferentes culturas 

culto al pene

Pene, falo, miembro viril…Son muchos los nombres que recibe el órgano sexual masculino.Y también son numerosos los rituales, veneraciones y representaciones en las diferentes culturas del órgano donante de esperma y esencial para la creación de la vida.

El pene es y ha sido representado en todo mundo a través de esculturas, pinturas e incluso cuenta con un festival en Japón que lo adora como a una auténtica deidad. ¿Quieres conocer las curiosidades del culto al pene alrededor del mundo? ¡Te contamos todo a continuación!

Concepto del pene alrededor del mundo

¿Qué significado se le atribuye al pene? Celebrado y venerado a lo largo de la historia y en todo el mundo, el pene tiene un significado de fertilidad y vida. Cada cultura presenta sus significados propios del falo, así como del concepto de lo masculino. Por ejemplo, en la tradición china taoísta, Ying y Yang se refiere a la dualidad y las energías opuestas de lo masculino y femenino, y a pesar de ser opuestas, ambas se necesitan. De esta manera, Yang es la energía luminosa, el movimiento y la fuerza penetrante. Curiosamente en China, la escritura china más antigua vinculaba ‘tierra’ con ‘falo’ y el mismo signo quería decir ‘antepasado’.

En las civilizaciones antiguas como la romana o griega el pene, fallos en griego y phallus en latín, era la representación del sol y la vida. El falo solo se veneraba en estado de erección, estado que permita la procreación. De ahí que en numerosas representaciones artísticas el falo estaba presente erecto tanto en esculturas como en pinturas.

En todas las religiones se ha conservado al menos una reminiscencia del culto al pene. El budismo ascético, el taoísmo, hinduismo o cristianismo,entre otras, cuentan con ecos de estos cultos. 

Y en Japón, hoy en día existe un ritual en forma de festival llamado ‘Festival del Falo de acero’ que congrega todos los años miles de personas dispuestas a rendir homenaje y pedir fertilidad al órgano masculino. Curioso ¿verdad?

El Festival del falo de acero (o Kanamara Matsuri)

Sacerdotes bendiciendo penes, procesiones con tronos transportando esculturas de penes, hombres y mujeres devotos entonando rezos y cánticos al falo…son algunas de las cosas que te puedes encontrar en el universo de este festival al que acuden cada año miles de japoneses para pedir una mejora de sus problemas fertilidad, solucionar problemas de erección o matrimoniales, y hacer promesas a la deidad fálica.

La ciudad de Kawasaki, próxima a la capital, congrega cada abril a  turistas, mujeres, hombres y niños para adorar al pene. Se trata de una popular celebración sintoísta, la religión mayoritaria de Japón.

Uno de los elementos más importantes de esta celebración es un pene de cinco metros de altura, que recibe a los visitantes del santuario sintoísta de Mara Kannon. A esta imponente escultura acuden hombres para solucionar sus problemas de erección. 

La procesión es un espectáculo digno de ver, en ella, numerosos penes son exhibidos por las calles de Kawasaki mientras los sacerdotes bendicen las figuras al son de los cánticos y la música popular. El ambiente de la procesión es festivo y de celebración, por ello los japoneses no dudan en beber sake y celebrar la fertilidad del pene. Uno de los penes más populares es el llamado ‘Elisabeth’, un gigante falo de color rosa que fue regalo de la comunidad LGTB japonesa al festival.

Además de celebrar la fertilidad del pene, este festival se organiza con fines solidarios, y muchos beneficios recaudados están destinados para la investigación del VIH y la ayuda a personas con problemas de fertilidad o ETS.

El ‘Festival del falo de acero’ es todo un espectáculo al más puro estilo LoversParadise! ¿Lo conocías?

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *