Conoce los falsos mitos sobre el sexo anal 

pareja

Los mitos y el sexo anal son tan antiguos como el ser humano. La santa triada del sexo: coito vaginal, oral y anal encuentra en el griego el mayor número de estigmas. El sexo anal es una fuente de placer y es practicado a lo largo y ancho del globo. De manera contraria a lo que se cree, no es exclusivo de parejas de hombres homosexuales, ni el ano es solo ‘un agujero de salida’ ni es antinatural. Para que no te pierdas los beneficios del sexo anal, hoy en LoversParadise desterramos los mitos más extendidos sobre esta práctica sexual.

1.Es antinatural

‘El ano no está diseñado anatómicamente para la penetración’. Esta afirmación proviene de sectores que claman la anti naturalidad de la penetración anal. Tal afirmación se sostiene en que el ano es un orificio de ‘salida’ y no de ‘entrada’. Pero en los hombres, a escasos centímetros de la entrada del ano se encuentra en ‘punto P’ de la próstata, cuya estimulación mediante la penetración – ya sea con pene, juguetes o dedos- incrementa el placer en los orgasmos. Así que el ano no está diseñado para ser penetrado, ¿no? La naturaleza es sabia, y diseñada para el placer.

Lo cierto es que el ano no cuenta con lubricación natural, pero se suple con el uso de un buen lubricante. Por lo demás, si se lleva a cabo la penetración anal con cuidado, tal y como explicamos en este post, es una práctica sin riesgos, y ‘naturalmente placentera’.

2.Es solo para homosexuales

Mujeres y hombres homosexuales, heterosexuales o bisexuales pueden practicar el sexo sin  problemas. Es placentero para ellos y ellas, también heterosexuales. Culturalmente esta práctica está ligada por el sexo gay. Y las lesbianas practican el sexo oral, pero no por ello es exclusivo de lesbianas, ¿Verdad?

El sexo anal puede ser placentero para hombres y mujeres, independientemente de su preferencia sexual. Ahora sí, en el sexo cada uno tiene sus preferencias sexuales, y puede que no todo el mundo sienta el mismo placer ni le guste el sexo anal.

3.Es sucio y contagia enfermedades

Es cierto que hay más probabilidades de contraer enfermedades en el sexo anal. Pero esto no significa que siempre se contraigan enfermedades y sea sucio. Existen muchos métodos de higiene y para prevenir enfermedades.En sentido, también existe la creencia errónea de que el VIH solo se contagia mediante el sexo anal.  Es cierto que es una vía de contagio, pero no la única.

4.Provoca fisuras

El sexo anal, como cualquier tipo de sexo, puede provocar daños si no se hace con cuidado y al ritmo pertinente o con la lubricación adecuada. En efecto el ano puede sufrir fisuras y daños siempre y cuando la penetración se haga de forma incorrecta y brusca.

5.Es más placentero que el sexo vaginal

Un argumento extendido es que el conducto anal es más estrecho, lo que provocaría una sensación más intensa en el hombre. Esta afirmación puede ser verdad en ciertos hombres a los que les gusta más. Otros prefieren el coito vaginal. Tal y como dicen: la percepción del placer es muy subjetiva.

Como verás, existen numerosos mitos en torno a la sodomía, sexo anal o amor griego. Unos mitos quizás extendidos por la aversión histórica de algunas clases conservadoras a todo lo que fuese diferente y desafiase el estatus imperante. Por otro lado, existen evidencias de la práctica del sexo anal en diferentes civilizaciones como la griega, que lejos de ser una práctica sucia, era un símbolo de poder. Curioso, ¿verdad?

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *