Derrite a tu pareja con un buen masaje erótico 

Cómo dar el masaje erótico perfecto 

Si un masaje erótico es bueno…no solo tendrá final feliz, también un desarrollo muy placentero, donde el final no importa y tan solo existe el presente con las consecuentes sensaciones.

En este sentido, aunque la pasión y la atracción son ingredientes imprescindibles para saber dar un buen masaje, no son los únicos; y con algunas sencillas recomendaciones que te damos a continuación serás capaz de llevar a tu pareja al mismísimo nirvana, además de para disfrutar el placer, también servirá para reforzar el vínculo en pareja.

Para ello, nada mejor que preparar- y dar- el masaje perfecto con las claves que te damos a continuación…¡Apunta bien!

¿Por qué dar un masaje erótico?

En el sexo, con la condena del reflejo de la pornografía se pierda una parte esencial que es dedicar tiempo a los preliminares y a conocer sin la única necesidad de la penetración. 

Un masaje permite conocer las preferencias, reacciones y sensaciones en el cuerpo de tu compañero/a, y saber leer esas reacciones es una llave directa hacia el sexo de calidad para ambos/as.

El masaje perfecto, como el sexo, se trata de un acto de generosidad y paciencia

Preparando el terreno

Antes de empezar el masaje, nada mejor que preparar el ambiente para que los sentidos entren en la dinámica y disfruten de la buena vela aromática o una temperatura agradable.

¿Quieres ir más allá? Prueba a jugar con el factor sorpresa y a sorprender a tu pareja con una habitación ambientada para el masaje.

Durante el masaje

Empieza a quitarle la ropa con mucha delicadeza, la clave de un buen masaje. Con movimiento pausados y delicados, tu pareja estará rendida a tus pies.

Antes de ir a los puntos más eróticos, nada mejor que preparar el terreno y dar un masaje general. No te lo olvides de usar aceite o crema que deberás calentar frotando tus manos antes de aplicarlo.

Así, puedes usar técnicas variadas como la fricción con las palmas o nudillos, la ventosa o los pequeños golpes.

Un masaje erótico no tiene que ser perfecto, así que no te preocupes por ello, tan solo ten paciencia y delicadeza a la hora de darlo, el resto vendrá solo.

Por otro lado ¿Quién ha dicho que el masaje se da solo con las manos? Pezones, lengua e incluso genitales…todo vale!

Puedes empezar por la cabeza o los pies e ir subiendo para dejar los platos principales de ‘postre’ 😉

Algunas ideas

  • Tumba boca abajo a tu pareja y masajea con tus pechos su espalda mientras le das delicados besos en la oreja…verás lo rápido que sube la temperatura
  • Mientras das el masaje que tu pareja vea que lo disfrutas tanto o más, no te cortes y vergüenzas fuera
  • No tengas prisa y párate en los sitios el tiempo que quieras, recréate y deja que tu pareja disfrute

¿Y después de los preliminares?

Cuando notes que tu pareja se encuentra el borde del éxtasis y muy excitada, puedes pasar a masajear los pechos o genitales...pero siempre muy poco a poco y de manera gradual. Con la lengua o las manos…como prefieras. Y lo que venga después, ya depende de vosotros.

Como verás, no existe una técnica universal para dar un buen masaje erótico, pero sí unas pautas básicas como la atención, la generosidad y la paciencia suficiente para conocer a tu pareja.

La comunicación es otro elemento esencial, tanto durante como después solo así podéis mejorar para tener sesiones de sexo inolvidables.

 ¿Quieres complementos para poner la guinda del pastel en tu masaje erótico? En LoversParadise tenemos un catálogo de lubricantes y cosmética erótica que te sorprenderá.

¡Explora el placer con LoversParadise!

 

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *